Maria Arias de Unpacked

María estaba paseando por el Líbano donde residía cuando vio un camión de basura que se acercaba al mar y descargaba todo su contenido en el mismo. Impactada por esta imagen y después de descubrir que esto era habitual, empezó a cuestionarse si era necesario usar tantos envases y así es cómo empezó su andadura en la vida zero waste. De regreso a Madrid fundó Unpacked Shop, el primer supermercado sin plásticos de la ciudad.

Cuéntanos sobre ti y dónde vives.

Vivo en Madrid, pero nací en Moscú. Mi madre es rusa, mi padre mitad ruso y mitad español. Pero me he criado en España, primero en Girona hasta los 18 años, después estudié en Pamplona y cuando terminé me fui al Líbano y ahora vivo en Madrid.

Soy graduada en derecho pero ya durante las prácticas me di cuenta de que no era lo mío, así que hice un Máster en Administración de Empresas.

¿Qué es lo que más te gusta de vivir en Madrid?

Una gran ciudad es fantástica para emprender y trabajar, pero en el futuro me veo en un sitio más pequeño, si es posible al lado del mar.

Cuál fue tu primer trabajo y cómo ha sido el camino hasta llegar a tu profesión actual.

Después de hacer el máster en Administración y Dirección de Empresas empecé a trabajar en cosmética y moda y después me mudé al Líbano donde trabajé en Elie Saab.

Fue en este periodo cuando empecé a informarme de los problemas medioambientales que tenían ahí, como la gestión de residuos, pues tiraban directamente la basura al mar. Al verlo con mis propios ojos me impresionó tanto que empecé a investigar y a aprender sobre el movimiento zero waste.

Cuando volví a Madrid trabajé en el departamento de marketing de varias empresas pero no me llenaba y decidí que era el momento de crear algo que fuera acorde con mis valores y estilo de vida. En ese momento, hacer una compra zero waste en Madrid implicaba tener que ir a diferentes tiendas, en una compraba el cepillo, en otra la comida a granel, en otra el detergente…esto implicaba un esfuerzo extra y entonces vi claro que faltaba un establecimiento donde poder comprar todo lo que necesitaba en un mismo sitio y que fuera 100% libre de plástico. Así es como nació Unpacked Shop hace 3 años.

Cuéntanos qué haces ahora profesionalmente y sobre Unpacked.

Soy la fundadora de Unpacked Shop, un supermercado 100% libre de plásticos donde hacer una compra completa para que llevar una vida zero waste sea más fácil.

¿Cómo eliges lo que vendes en la tienda? Porque mirando en la web vemos que la mayoría de productos son locales.

Mi primera opción es comprar producto de cercanía para reducir la huella de carbono lo máximo posible. Así que la mayoría de nuestros productos son de productores y artesanos locales que trabajan de manera sostenible y que nos venden los productos a granel. Me gusta trabajar con ellos y darles visibilidad.

Los productos que no encuentro en España, como el cacao, los trabajamos con pequeños productores y con empresas locales que elaboran el producto final aquí.

Ofrecemos mucha información sobre cada producto porque queremos que el cliente tenga total transparencia sobre lo que compra para que sepa exactamente dónde está invirtiendo su dinero.”

Dais información muy detallada al consumidor sobre cada producto, además del fin de vida del mismo, cosa que no es habitual. Cuéntanos cuál ha sido la motivación para ello.

Si, es muy importante trasladar esta información al consumidor para que sepa qué hacer con este producto una vez ha llegado el fin de su uso. Intentamos ofrecer productos que al finalizar su uso sean compostables o reutilizables y por eso creo importante trasladar esta información al consumidor. Además, informamos de quién lo ha fabricado, dónde se ha fabricado, qué ingredientes contiene, de qué materiales está hecho el envase si lo tiene y también el uso y cuidado para que el producto dure el máximo tiempo posible. En definitiva, queremos que el comprador tenga total transparencia sobre lo que compra para que sepa exactamente dónde está invirtiendo su dinero, para mi esto es muy importante y creo que los consumidores le dan mucho valor. Actualmente, tenemos abundancia de greenwashing en todos los sectores, pero nosotros trabajamos sólo con productores que realmente han hecho el esfuerzo para ser más sostenibles y además todos los productos de la tienda los he probado personalmente para saber de primera mano si son buenos productos.

¿Todos los alimentos de la tienda son orgánicos?

No todos los alimentos que vendemos son orgánicos, no quería que el precio fuera una barrera para poder vivir una vida sin plásticos, pues el producto ecológico es más caro. Valoré qué alimentos debían ser ecológicos pero para otros como algunas legumbres o frutos secos trabajamos con pequeños productores que sabemos al 100% que no usan químicos pero que no han pagado para tener el sello orgánico a fin de no aumentar el precio de sus productos.

Cuéntanos sobre tu sector, ¿qué te preocupa y qué debe cambiar para que sea más sostenible? 

Es un sector que no va a cambiar si los consumidores no lo piden. Si los compradores continuan comprando la bandeja de porexpán con 4 manzanas dentro envueltas en papel film, los productores y/o supermercados no tienen ningún incentivo para cambiarlo si eso es lo que les resulta cómodo.

También invitaría a que como consumidores nos informemos y nos demos cuenta por quién apostamos cada vez que compramos, a quién estamos favoreciendo con nuestro dinero y qué estamos apoyando.

“El sector no cambiará si los compradores continúan comprando la bandeja de porexpán con 4 manzanas dentro envueltas en papel film.”

A nivel personal, ¿cómo vives de manera más respetuosa con el planeta? ¿Algún consejo?

Durante mi tiempo en el Líbano me di cuenta de la contaminación que estamos causando con tantos envases y empecé a informarme a través de las redes sociales sobre el movimiento Zero Waste que en países como EEUU o Australia estaba más afincado. Esto me motivó a hacer varios cambios hasta lograr vivir provocando el menor número de residuos posibles.

Si tuviera que dar algún consejo para vivir una vida zero waste, diría que se empiece por hacer cambios sencillos que tengan impacto en el día a día y después ir incorporando cambios más ambiciosos. Por ejemplo, siempre llevar una bolsa de tela encima cuando sales a dar una vuelta por si de repente tienes que comprar algo, así evitas las bolsas de plástico, y también invertir en un filtro para beber el agua del grifo y no tener que comprar agua embotellada, existen magníficos filtros y económicos.

¿Has conseguido llevar una vida totalmente zero waste?

En casa casi que sí, no al 100% pero prácticamente, hemos cogido un ritmo de vida que nos permite vivir zero waste. Desafortunadamente, debido al Covid ha sido más difícil vivir sin plásticos. Por ejemplo, el otro día fuimos a tomar un café con mi pareja y en vez de servirnos el café en taza de cerámica nos dieron un vaso take away. Pero para mí lo importante es enfocarme en la reducción de residuos que hago durante el año que es mucho y si un día no es exactamente como a mí me gusta pues lo acepto.

Emprender parece fácil, pero la verdad que hay mucha “prueba y error” por el camino. ¿Puedes compartir algún error que hayas cometido y cómo lo has afrontado?

Emprender no está hecho para todo el mundo, aunque parezca que sí. Tienes que tener un carácter fuerte para que los bajones que da el negocio no afecten a tu vida personal, también para saber diferenciar la vida personal de la vida profesional porque es una línea muy fina. A mí me ha ayudado imponerme una jornada laboral donde a las 19.30h dejo de trabajar, aunque continúo disponible para mi equipo.

Por otro lado, los errores más grandes los hicimos al empezar la tienda online porque al principio lo enviábamos dentro de bolsas de papel y llegaba todo roto al consumidor. Así que aprendimos a poner doble bolsa.

En general, intento no tomarme nada a pecho y hemos aprendido que el cliente es el más importante, así que nos centramos en solucionar los problemas que puedan surgir enfocados en que el cliente siempre esté satisfecho.

¿Cuál es tu mayor reto en la empresa? ¿Y tu gran triunfo? 

El mayor reto es que la gente entienda qué hacemos en Unpacked. Porque si no estás concienciado con la problemática de los plásticos, a la gente le parece raro que vendamos productos sin empaquetar. Mi reto es comunicar que hay un objetivo detrás, que no solo somos una tienda a granel.

Mi mayor logro ha sido haber empezado con este proyecto y abrir la tienda.

¿Qué metas tienes para el futuro, personales y profesionales?

Ibamos a abrir una segunda tienda física, pero debido a la pandemia de momento nos centraremos en potenciar la tienda online. Actualmente estamos vendiendo en toda la península y pronto empezaremos a distribuir también a Portugal, Canarias y Andorra.

Actualmente estamos pasando por unos momentos muy duros con la pandemia del Covid-19 y aunque hay mucho de negativo ¿Ves algo positivo en esta pandemia?

Personalmente, el negocio online nos ha salvado durante la pandemia y no he tenido que hacer ningún ERTE. También nos ha ayudado a darle más importancia a la higiene y hemos cambiado algunas prácticas.

Las primeras semanas de la pandemia fueron un golpe de realidad, pero creo que ahora estamos retrocediendo unos 5 años en el tema de plásticos, entre las mascarillas de un solo uso y que las empresas están incorporando más plásticos como protección extra. Es posible que esté ayudando a que la gente se replantee la importancia del pequeño comercio local que es el que sustenta a la mayor parte de las familias, pero en cuanto al plástico parece que ha sido negativo.

Espero que en el futuro la gente sea más consciente de cómo afectan sus actos y sean más respetuosos con su ambiente.


MARIA RECOMIENDA

La primavera silenciosa escrito en 1962 por Rachel Carson, fue uno de los primeros libros en denunciar el efecto nocivo de los pesticidas en el medio ambiente. Considerado un clásico de la concienciación ecológica, su publicación provocó movilizaciones para que se revisaran las políticas estadounidenses sobre el uso de pesticidas. Es un básico para entender el orígen de la historia de los químicos agroalimentario y sus consecuencias medioambientales.

Residuo Zero de Bea Johnson, al igual que su instagram (@zerowastehome) inspira y enseña trucos para llevar una vida zero waste.

El podcast Talking Tastebuds de Venetia La Manna (@venetialamanna) sobre alimentación, bienestar y una vida más consciente. También el instagram de su pareja Max La Manna (@maxlamanna), chef zero waste especializado en recetas de aprovechamiento.

Lauren Singer (@trashisfortossers) propietaria de la primera tienda zero waste de Nueva York.

En Madrid: Pasear por las tiendas de productos artesanos y locales de Malasaña. Las cafeterías con café de especialidad WAYCUP Specialty Coffee (@waycupspecialtycoffee) y Cero Coffee Roasters (@cero.coffee.roasters). El restaurante Honest Greens (@honestgreens) y Panadario (@panadario), una panadería artesana en mi barrio con obrador abierto y panes de masa madre.

Conoce más sobre Unpacked Shop en www.unpackedshop.es y @unpackedshop

2 respuestas a “Maria Arias de Unpacked

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s